Chile, el comienzo

‘Chile? No ibais a caminar en China?’
Amiga Anke nos mira con ojos grandes. Negar no tiene sentido. Contra la pared hay dos paneles con mapas, China noroeste y China central. La ruta de la seda está dibujada con una pequeña línea de puntos en rojo. Nuestra biblioteca abulta con libros sobre China. ‘En la huella de Marco Polo’, ‘La ruta de la seda’, ‘En la chifa’ de Bettina Vriesekoop y ‘Chino para dummies’.
No íbamos a caminar en China, eso fue el plan. Hace cuatro años caminamos a Santiago de Compostela. Desde la casa, 2700 kilómetros en 104 días. Después de un mes estábamos felices de la vida. Nuestra partida parecía hace una eternidad y nuestra llegada a Santiago estaba mucho más lejos aún. Pudiéramos caminar para siempre, nunca parar y estar completamente felices. Cuando apareció el fin del camino de Francia y se acercaban los pirineos, se nos percató de a poco, abandonar Francia y pisar la tierra de España significaba el comienzo del final. Habrá un sendero que es más largo, una ruta que va más allá?
La ruta de la seda. Podíamos caminar de Kashgar a Beijing. 7500 kilómetros en la ruta de la seda a través de China. Compramos mapas, leímos libros y tomamos un curso chino. Estuvimos muy entusiasmados. Pero el primer entusiasmo de a poco se fue atenuando y nos hacíamos dudas. China no es un país fácil. Chino no es un idioma fácil. No todos los chinos hablan el mismo chino. En el oeste hablan uigur, en el noroeste mandarina y en otras partes cantonés, wu, gan u otros variantes. China es una dictadura comunista y extranjeros no están bienvenidos en todas partes. La ruta de la seda corre a través de zonas prohibidas en que un policía ferviente nos puede arrestar y echar del país. Una visa no nos dan tan fácilmente y tampoco esperamos una cooperación de las autoridades durante un año. Nuestra confianza en un final feliz y una gira llena de bienaventuranza estaba muy lejos aún. Hasta que nos encontramos con el Sendero de Chile. Así nomás, en Google.

Ya casi diez años el gobierno chileno trabaja en un gran plan. Un sendero a través Chile. Un sendero que conecta a los chilenos, de norte a sur. Un sendero que acerca los chilenos a la naturaleza y a si mismo. El Sendero de Chile. Podríamos caminar esto?

‘Ustedes serán los primeros en hacer eso y esto para el resto de la historia humana.’
El correo de Franz fui claro. Nos ganó a nosotros para su causa. Esto no pudimos resistir. Este austriaco vive casi 20 años en Chile y conoce el país como ningún otro. Estuvo en la base del Sendero de Chile cuando caminó de Puerto Montt a Santiago, un viaje de unos 1500 kilómetros. El gobierno se entusiasmó con la idea de un sendero a través del país y en enero 2001 fueron usados los primeros 19 kilómetros oficiales del sendero. Mientras tanto casi 2000 kilómetros fueron trazados y marcados. 2000 kilómetros de sendero desparramado en todo Chile. Piezas que en algún momento tenían que haber sido conectadas. Vamos a hacer esta conexión y ojala en dos años podamos decir: ‘The rest is history’ (El resto es historia’).

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s