Altura

Hoy, es 21 de junio y tenemos nuestro primer día de reposo. Estamos en Parinacota, a 4350 metros de altura y ayer hemos llegado aquí después 5 días caminando una distancia de 114 km en altura (entre 4000 – 4600 metros). Pasamos el límite de 100 km!! Pero 100 km en un Total de 7500 km no es nada y nos dimos cuenta que hemos empezado recién. Falta 7400 km todavía!

Hace pocos días nos enteramos que el 21 de junio es el año nuevo para los Aymaras (indígenas del altiplano). Para ellos ha comenzado el año 5119 (nadie nos pudo explicar porque este ano es el año 5119. Quizás no hubo una razón particular, de un momento empezaron a contar los año s). Pensamos que todas las cosas que pasan por una razón, y sabemos que no toda la gente cree en eso. Un ‘’ año Aymara’’ tiene igual 365 días como un ‘’ año normal’’.
Esta fecha fue la razón para una fiesta grande, especialmente la noche del año Nuevo. Nosotros participamos poco tiempo celebrando la fiesta, solamente media hora, porque la fiesta era afuera. Con 0 grados pero luego era -20 C, demasiado frio para nosotros. Cuando en Holanda hace mucho frio durante las celebraciones del año nuevo no mucha, gente va afuera para encender los fuegos artificiales porque no es cómodo estar afuera con ese frio.

. Alrededor de las 10 de la noche nos acostamos, escuchando la música de la fiesta hasta las 5 de la madrugada. Después los festejos la gente del pueblo subieron un cerro para ver juntos el amanecer del día. Dicen que en ese día de año nuevo el sol aparece justo entre dos volcanes y justo en ese momento, cuando sale el sol, sacrifican ritualmente una llama. No pensamos en ir a ver el ritual, porque necesitábamos descansar y además hacia mucho frio a las 5 en la mañana. A las 10 de la mañana vimos la llama muerta. Empezaron a sacar su piel. A esa hora la temperatura era más agradable, no paramos a verlo seguimos caminando.

La gente del pueblo nos invito a participar del desayuno común del año nuevo que se hace al aire libre. El desayuno consiste en muchas cantidades de carne de cordero, papas cocidas y porotos que estuvo dentro un horno especial toda la noche. El horno esta especialmente hecho para este acontecimiento. Es un hoyo en la tierra con piedras, luego por encima la comida, luego piedras nuevamente, comida, etc. hasta que el hoyo está lleno y con un poco de fuego por encima para que al día siguiente toda la comida esta cocida y lista para comer. Tampoco participamos en ese evento! Un desayuno así, es demasiado pesado para nosotros y además no estamos totalmente acostumbrados a la altura del altiplano. Nos faltan ganas de comer, deberíamos comer más. Las semanas siguientes tenemos que aumentar las ganas de comer si no vamos a perder demasiado peso y no podremos arrastrar el wheelie.

Ya han pasado 5 días de caminar. Fue un recorrido increíblemente hermoso donde nos encontramos varias veces con rebaños de llamas. Estos animales son muy curiosos, como las vacas. Cuando caminamos en el campo en Holanda, las vacas se acercan a ti como no han visto nunca alguien caminando en el prado! Lo mismo pasa con las llamas, cuando las pasamos, todo el rebano mira hacia nosotros como nunca han visto dos personas con un wheelie. (Y eso puede ser verdad que no han visto nunca un wheelie). Afortunadamente no nos acercan porque las llamas tienen una característica particular que me di cuenta en Putre.

George y Marisol, los dueños del lodge en Putre donde estuvimos 6 dias, ellos tienen 4 llamas en el campo. Son tres hembras y un macho que se llama Jimmy.
Jimmy es una llama blanca y muy curioso. Si alguien se acerca hacia el prado, Jimmy se acerca también. George ya me advirtió de que Jimmy escupe y se nota cuando está a punto de hacerlo porque primero mueve sus orejas hacia atrás y después escupe. Me gustan mucho las llamas porque tienen un gran factor de ternura algo así como un oso de peluche, y por eso quería conocer a Jimmy pero teniendo siempre en mi cabeza lo que me había dicho George. Sin embargo, George no me había contado un dato importante y era que entre mover las orejas hacia atrás y escupir no había mucho tiempo para darse cuenta y reaccionar. Este fue mi primer encuentro con una llama. Bienvenido a Chile!!. He escupido de vuelta, pero no es nada en comparación con una llama.

Parinacota es un asentamiento situado en lo más alto en el mundo. Aparte de una escuela y una iglesia no hay mucho más. La iglesia es un lugar de interés turístico y por eso se ven algunos turistas durante el día. El interior lo conozco solamente por fotos, las puertas de la iglesia están casi siempre cerrados. En enero de este año, cuando hicimos las preparaciones para este viaje, también estuvimos acá en Parinacota.
El pueblo tiene solamente un hostal donde se puede pasar la noche. El lugar se llama ‘Casa de Piedra’. El interior del hostal es muy helado, como el dicho en holandés ‘’helado como una piedra’’. En nuestro dormitorio había solo 5 grados! Afortunadamente en la sala común había una estufa de gas, que lo prendieron después de insistir por un buen rato. Realmente no entiendo cómo pudieron construir el hostal a esa manera. La construcción sería ideal para los trópicos porque deja todo el calor afuera.

En Parinacota han llegado varias cosas para nuestro viaje, además de la comida para los próximos días y la cedula de la identidad de Arlen. Con ese carnet es posible abrir una cuenta del banco en Chile y comprar un terreno. No vamos a hacer ninguna de estas dos cosas.
Mi carne todavía no está listo! En Santiago, donde tomaron mis huellas digitales de todos mis dedos, paso algo. No se sabe qué, pero hay que tomar las huellas digitales de nuevo (puede ser que mis dedos medios no estaban bien puesto). Esta noticia nos la dio por correo electrónico nuestro informante, que se llama Freddy, el mismo día en que estuvimos en Putre justo para partir hacia Visviri (4000 metros) y acostumbrarnos más a la altura.
Freddy (es solamente mensajero de malas noticias) nos pidió para volver hacia Arica, una ciudad que está situado en la costa a 2 horas y media de Putre, y así tomar de nuevo mis huellas digitales. No tuvimos ganas a viajar porque íbamos a perder mucho tiempo y además estábamos recién acostumbrándonos a la altura. Decidimos a pedir consejos a la embajada de Holanda en Chile si era realmente necesario tener una cedula de identidad para estar un año entero en Chile. La embajada no estaba segura si es necesario o no, pero no quieren tener problemas así que nos recomendaron a retomar las huellas digitales. Depues nos dimos cuenta que eso pudimos haberlo hecho en Visviri y no ir a Arica.

Entonces de nuevo tenía los dedos sucios con tinta negra y no había agua caliente para lavarlos bien. Si todo va bien, Freddy puede ir a buscar la cedula esta semana en Santiago. También tenemos que pensar en un lugar donde lo puede mandar y yo recogerlo. Mientras tanto la aduana en Visviri ya ha preguntado por nuestras cedulas de identidad, dado que vamos a pasar algunos pueblos cerca la frontera (sobre todo con Bolivia) y seguramente las necesitamos. Mientras no tengo la mía conmigo, vamos a decir que ambos no las tenemos y que todavía están en trámite en Santiago pero que tenemos visa para estar un año entero en Chile.

Nos queda un mes a esta altura extrema, un mes con vistas especulares y con noches muy heladas. No importa mucho que ya comenzó el invierno ahora (estamos más o menos cerca la ecuador terrestre) porque las noches en esta zona siempre son muy heladas. Esto va compensado por los días en un paisaje extraordinario e indómito.

Esta entrada fue publicada en Region 15: Arica y Parinacota. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s