Llamado de ayuda

Hace tres días atrás empezamos a caminar por el parque nacional Torres del Paine, el parque más conocido en Chile. Todo aquel que va de vacaciones al sur de Chile va a Torres de Paine. Fuimos advertidos de la enorme cantidad de turistas que habría. En realidad no fue problema, o debo decir, ¿quizás sí? Normalmente encuentro agradable que haya mucha gente a mi alrededor, pero esta vez no se sintió muy bien.

Han pasado 2 meses desde que una parte del parque fuera consumida por llamas. De hecho estuvo en las noticias de Holanda. No sólo esta parte del parque sufrió de la llamas sino también al área del Bio Bio en Chile, un sector muy boscoso, a unos 1500 km al norte de Torres del Paine. A pesar del hecho de estar entre dos incendio forestales de envergadura, no notamos nada. Bio bio ya estaba lejos detrás de nosotros y para Torres del Paine aún faltaba un trayecto considerable. Pero de que había un gran desastre natural, estaba ya claro para nosotros.

Cuando entramos al parque por el oeste, parecía que las consecuencias del incendio no nos afectarían. Esto porque de todas formas había poca vegetación. Un poco de arbustos bajos y pasto, ningún árbol. Ya estábamos acostumbrados que aquí es muy seco. Esto me da un a veces un sentimiento nostálgico. Ahora ese sentimiento es más grande. Aquí no es sólo seco, algunos arbustos lucen pintados de color café, y otros de color negro, pocos arbustos tienen sus hojas verdes.

A medida que entramos al parque, vemos árboles, pasto, lagunas y ríos. No sólo lo vemos si no también lo olemos. Qué pena que no sea el olor de un agradable bosque verde y sea mayormente humo del incendio. Los árboles están en su mayoría quemados y el pasto está tostado.

La cabaña donde nos quedamos esa noche, “Refugio Paine Grande”, en medio del parque, ha sobrevivido al incendio, debido a que los trabajadores del refugio han ayudado a extinguirlo. El agua no fue un problema, porque el refugio se encuentra al lado de un lago, “Lago Pehoe”. Alrededor del refugio está todo quemado. Los extintores que han usado están en una pequeña torre uno sobre otro. Su tarea está hecha. A pesar de que el incendio fue ya hace dos meses, parece que aún no han tenido tiempo de comprar nuevos extintores. Dormimos en el primer piso de manera que podamos fácilmente salir afuera por la ventana en caso de incendio.

Había espacio suficiente en el refugio. También donde estamos ahora, en una hostería justo fuera del parque en un lugar llamado Serrano, también hay espacio suficiente. El dueño de la hostería dice que los meses anteriores han sido muy malos, casi no hay clientes. Los turistas se han ido.
No es sólo un desastre para la naturaleza, sino también para el turismo. La temporada de turistas en la Patagonia apenas dura un par de meses. En este período los hoteles deben ganarse el dinero, porque luego se termina la temporada y todo se vuelve vacío.

La causa del incendio en Torres del Paine se conoce. Un israelita trataba de quemar el papel higiénico que el usaba. Ésto es aparentemente usual en el desierto de Israel. Bueno, allá no puede ocurrir nada malo, no hay nada que se pueda quemar en el desierto. Esta persona no era lo suficientemente inteligente de darse cuenta que aquí la situación es distinta, ni siquiera fue de gran ayuda quemar un pedazo de papel sin también quemar una gran parte del parque. Qué pena más tonta.

En el año 2005 también hubo un gran incendio en Torres del Paine. Esa vez fue un checo al cual se le cayó su cocinilla. Nosotros también tenemos una, por suerte no se nos ha caído nunca. Pero un accidente puede estar a la vuelta de la esquina, un buen soplo de viento puede ser suficiente. La Patagonia es famosa por sus fuertes vientos.

Todos los parques naturales en Chiles están a cargo de la Conaf. Debido a que los chilenos aman los asados, en cada lugar para acampar hay una parrilla hecha por la Conaf. Un par de murallas pequeñas de piedra de unos 10 centímetros de alto. Dentro de tres murallas pequeñas puede la gente prender fuego para el asado. Encuentro extraño que de esta manera la Conaf motive a hacer un asado en el parque. Es jugar con fuego. Pero los asados son parte de la cultura chilena, tan como para nosotros es encender fuegos artificiales durante la celebración del año nuevo.

Durante nuestro viaje Conaf nos ha ayudado. No necesitamos pagar la entrada en los parques y a veces tenemos techo. Y si hay un camping de la Conaf, podemos acampar en él gratis. Para hacer algo por la Conaf y los parques naturales de Chile queremos darle un árbol a la Conaf por cada kilómetro que caminamos. Un árbol que pueda ser plantado porque en algún lugar ha habido un incendio forestal. Ya hemos caminado casi 6000 km y apenas recibido 2000 árboles (=2000 euros) en donaciones. Estamos contentos con las donaciones que ya hemos recibido y queremos agradecer aquí a todos los que han donado. Pero también queremos hacer un llamado a todos los que leen nuestras historias pero que aún no han tenido tiempo para donar.

Entrega también tu aporte a los parques naturales chilenos para su reconstrucción y dona hoy tu monto a la siguiente cuenta:
Banco Santander Nº 61816933
Swift Code: BSCHCLRM
Fundación Trekking Chile
Viña Andrea s/n Alto Lircay, Talca
RUT: 65.899.200-7

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Region 12: Magallanes. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Llamado de ayuda

  1. julio zamorano cortes dijo:

    TODAS NUESTRAS FELICITACIONES POR TODO LO QUE HAN LOGRADO…..UN FUERTE ABRAZO DE ROSSANITA, JULIO , ALBERTO Y JULIO Jrs..
    CARIÑOS….CEL..82941211….por favor llamame…..gracias chaitooooo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s