Finalmente llegamos!

Estamos tomando desayuno inquietos. El día esta amaneciendo, arriba en el estrecho de Magallanes están unas nubes negras y, el sol brilla suavemente por debajo. Justo así me siento yo también. Alegre y feliz, oscuro y triste.

No puedo esperar para empezar a caminar, para terminar nuestra excursión pero a la vez me da pena que después de hoy el viaje se acaba. El sol gana por sobre las nubes, el día 290 esta a punto de comenzar y después 6233 kilómetros caminando estoy convencido que hoy vamos a alcanzar a llegar al destino final. Aunque tenemos que pasar algunos obstáculos, el destino final nunca estuvo tan cerca.

Apenas caminamos 100 metros cuando comienzan a caer las primeras gotas de lluvia. Tierra del fuego desaparece atrás de los chubascos y junto con ella también desaparece el sol. Pondremos nuestros pantalones para la lluvia y tratamos de hacernos camino a través del pasto alto y mojado cerca del faro. Vamos un poco hacia el interior a través de un bosque verde para evitar un acantilado marítimo. Luego caminamos junto al agua de nuevamente y prudentemente sobre las rocas resbalosas. Grandes plantas acuáticas de un color verde café crecen sobre las rocas y nos hace difícil caminar. Después de una hora avanzamos solamente un poco mas que dos kilómetros. No va muy rápido. Pero tampoco es necesario porque hoy no vamos a caminar muy lejos. Mis miedos no pasan por el tiempo que tardemos en esta etapa sino que puedo caer y doblar mi tobillo o, mas grave, quebrar una pierna. Eso significara ‘el fin del ejercicio’.

Justo antes de llegar a una playa de pequeñas piedras deja de llover y el sol aparece nuevamente y estamos en un modo mas relajado al parecer ya pasamos la parte mas difícil y dura. Alrededor de las once y media llegamos al río Yumbel. El verdadero primer obstáculo a nuestra excursión. Nos advirtieron que no pudimos pasar el río y ahora lo podemos ver con nuestros propios ojos. El río no es tan ancho, a lo mejor diez metros, y la corriente no es tan fuerte, pero parece bastante profundo. Quizás podemos atravesarlo. Con las mochilas arriba nuestras cabezas y el agua hasta la altura del pecho, pero no lo vamos a tomar es riesgo. Después del río Yumbel nos espera otro río, San Nicolás. Ese río es más amplio y profundo y en el borde del río crece una planta del pantano esponjosa y después del río San Nicolás nos espere un tercer río, Nodales.

No vamos a intentar a atravesar estos ríos, en la playa esperamos a un bote inflable que nos va a ayudar. Después media hora esperando podemos distinguir un puntito al horizonte y esta vez no es una ola que impacta a una roca, el puntito se aumenta de tamaño muy lento y de poco a poco se convierte en una forma de un bote inflable con una huella de espuma en su estela. Cristian maneja el bote con alta velocidad arriba la playa y cuando la lancha queda parada, Claudio salta fuera. Esto lo hacen los hombres del Kayak Agua Fresca muy seguido, pero nosotros no, es un bautizo de fuego en un Zodiac. Nuestro equipaje va en bolsas que son resistentes al agua y a nosotros también nos pusieron trajes, me parece que no son necesarios, pero cuando estamos en alta mar me estoy dando cuenta que si son necesarios.

Partimos con la protección de la bahía y muy luego aparecen algunos delfines que nos despiden, de diez a veinte delfines nadan alrededor de nuestro bote. Lo encuentran divertido. Nadan en todas las direcciones delante de nosotros y saltan fuera del agua, de repente tres juntos a la vez. Una vez fuera de la bahía entiendo las palabras advertidas del Claudio. ‘It will be a bumpy ride’ (Va a ser un viaje escabroso) digo. Eso se expreso muy suave. Estamos rebotando sobre las olas. A treinta kilómetros la hora salimos disparados de ola en ola cayendo un metro y medio cada vez. Cada par de segundos recibimos un golpe. Mi cuerpo tiembla, palpita y convulsivamente tengo agarrada la cuerda que esta situada al exterior del bote inflable y trato de quedarme sentado lo mas bien posible en la orilla del bote.
‘Va bien?’ grito hacia Jeannette que esta sentada delante de mí.
Pero no me escucha debido al zumbido pesado del motor.
De repente las olas son demasiadas altas y sobrepasan al bote. Jeannette recibe todo, esta en la línea de fuego porque esta sentada lo mas adelante. Cristian por un momento reduce la velocidad evitando que el bote se de vuelta y para que podamos tomar un poco de aliento antes que sigamos rebotando a toda velocidad en el mar del estrecho.

Después una hora y media llegamos al pie del Cabo Froward y podemos empezar al último tramo de nuestra excursión, la subida hacia la cumbre del cabo. Hacia ‘La Cruz del los Mares’, la cruz que marca el punto situado lo mas al sur del continente Sud Americano y el punto donde el Atlántico y el Pacifico se juntan en el estrecho de Magallanes.

La subida es pendiente. Vamos desde el nivel del mar hacia 360 metros, pero tengo la sensación que estamos llegando a alturas superiores. Recuerdos de nuestro viaje me están pasando. La incomodidad del Altiplano, el frío y la nieve, el calor en el desierto y la lluvia en el sur. La ayuda que tuvimos pero también la desaprobación en los momentos que justo necesitamos ayuda. Tuvimos de todo, experimentamos todo, caminamos todo. En la cumbre del cabo el viento casi nos derriba soplando, pero nos quedamos en pie firme, como lo hicimos durante a lo largo de nuestro viaje. Nos estamos mirando. Con una sonrisa de oreja a oreja vamos juntos caminando hacia la cruz, y finalmente llegamos!

Epilogo

Fin de abril va a haber una ceremonia oficial en cual queremos ofrecer los árboles al CONAF.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Region 12: Magallanes. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Finalmente llegamos!

  1. Victor Vera dijo:

    Que hermoso texto …emotivo y muy emocionante…..Felicitaciones una vez mas para Arlen y Jeanette…..Viva Chile y Viva Holanda…

  2. Estimados amigos un gran abrazo desde Santa Barbara, feliz por que esten bien y hayan cumplido su meta, felicitaciones.

    Richard Duran Aravena
    Repumawida Tour Operador

  3. claudia dijo:

    SE PASARON INCREIBLE AVENTURA PAR AUDS Y EL RELATO INCREIBLE COM ESCRIBEN TAN BIEN Y TAN FLUIDO .FELICITACIONES.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s